Nuria – Testimonio 2018-06-06T04:46:38+00:00

Hola, mi nombre es Nuria, y voy a contarles un poco de mi vida:

Aunque nací en Almería me crié en tabernas hasta los 16 años que vine a Almería a estudiar, tuve una infancia complicada por varios problemas familiares, con 14 años comencé a salir por las noches porque en el pueblo la gente mayor decía que como todos nos conocíamos no pasaba nada.
Pero yo me iba con mis amigos a los pueblos de alrededor cuando eran fiestas y eso después de haber bebido me daba igual ir en moto o en coche con tal de pasarlo bien y que me amaneciese de fiesta. Así evitaba los problemas familiares. A los 16 años vine a estudiar a Almería y aquí salía mucho más, muchas veces salía los jueves, viernes, sábado y domingo. Si me llamaban mis amigos durante la semana también salía y llegaba a casa justo para ducharme e irme al instituto.

Cuando salía primero íbamos a tomar cervezas a una cantina, luego íbamos a los pubs a tomar chupitos y copas y de ahí a la discoteca hasta hasta que cerrábamos, también probé la marihuana y el hachís pero nunca me hice adicta.

Era una chica egoísta, prepotente, me creía la reina del mundo, solo pensaba en mí y en divertirme, como mis padres tenían una buena posición económica no tenía problema para salir de fiesta e ir a la última moda. Pero todo eso con el tiempo cansa porque te sientes vacía y las que pensabas que eran tus amigas en los momentos difíciles desaparecían. 

De repente una chica de mi grupo dejo de salir de noche, cuando un día fui a su casa a visitarla me hablo de un Jesús que no conocía, pues me hablo de un Jesús que estaba vivo que no estaba muerto y que transformaba vida como la suya.

Asistí a la Iglesia y al poco tiempo entregue mi vida a Dios y aunque mi vida no fue fácil, mi hermano murió al año siguiente, pase por un divorcio…..,
Dios me salvo de este mundo vacío , restauro mi alma, me dio paz, me sustenta todos los días que llevo sola sin marido, me consoló y seco mis lágrimas EL ES MI TODO.

Te animo que entregues tu vida y problemas a Él, No te prometo que tu vida será fácil pero te aseguro que a tu lado habrá alguien que no te fallara “SE LLAMA DIOS”.