Victoria – Testimonio 2018-06-06T04:48:18+00:00

Hola, Dios Bendiga a todas las personas que tengan la oportunidad de leer mi testimonio, gracias a Dios tengo dos Pastores que la verdad me han ayudado muchísimo Alberto Maleno y José María Melgar.

Tengo mucho testimonio para la Gloria y Honra de Dios, pero de lo que voy a dar testimonio es de mi matrimonio.

Mi nombre es Victoria y el de mi esposo Miguel.

Bueno, hace mucho tiempo me case, como ustedes saben cuando un matrimonio se casan todo es color de rosas, hasta que pasan los años y se empieza a tener problemas, pruebas tras pruebas y la verdad pruebas muy fuertes que cuando una está pasando, lo que yo quería era morirme, o dejarlo todo e incluso siempre me acuerdo que un día dejaba las maletas listas antes de irme al culto y justo la predicación se trataba de no escapar ni huir, porque tenemos un Dios todo poderosos que nos ayuda mucho y entonces me detuve, verdaderamente el matrimonio en el mundo entero es complicado porque a veces no tenemos conocimiento de cómo poderlo llevar adelante.

Siempre estamos las esposas echándole la culpa al esposo y no nos damos cuenta que somos las esposas que estamos fallando- yo después de muchos años de sufrimiento, un buen día en ayuno y oración le dije al Señor con lágrimas en mis ojos. Señor por favor te ruego me ayudes, hazme ver en que te estoy fallando, y El no espero, enseguida me dijo con voz audible, confía solo en mi, yo te ayudare; no pare de llorar de la alegría que me había hablado y fue entonces cuando el Señor fue tratando con mi vida haciéndome ver una a una las cosas donde tenía que cambiar y así como como iba obedeciendo así mismo iba tratando con mi esposo y aun lo sigue haciendo, porque nunca terminamos de aprender Y para honra de Dios, Miguel ha cambiado muchísimo para bien porque para Dios no hay nada imposible, porque El tiene un propósito para cada una de nuestras vidas. Sabemos que no es fácil porque para mi no lo fue, pero si tenemos nuestra fé y confianza en Dios lo logramos, yo tengo la plena seguridad que mi casa y yo serviremos a Jehová, tengo tres hijos Diana, Tania y Angelo, ya están casados, Tania esta sirviendo al Señor junto con su esposo y es algo que me da mucha alegría porque no hay nada mejor que estar con Dios cada día.

Le agradezco mucho a Dios, primeramente a los pastores por sus enseñanzas y les aconsejo a todos los matrimonios que lleven en su corazón y que lo vivan estas preciosas palabras que nos han dejado en sus promesas en su bendita y santa palabra.

FE AMOR PERSEVERANCIA HUMILDAD FIDELIDAD MANSEDUMBRE

Y si un día fallamos Dios es bueno para perdonarnos so nos humillamos antes El con sinceridad y de esta manera tenemos la VICTORIA.